Thy Infernal - Satan's Wrath


THY INFERNAL. Satan's Wrath. Moribund Records. 1999.

Recuerdo que este álbum de Thy Infernal fue reseñado en la Noise and Shit #4 como una muestra de Black Metal oscuro, frío y demoníaco, y, aunque estas palabras puedan parecer bastante corrientes, creo que, en todo caso, son las que describen con mayor propiedad la música de esta banda oriunda de Oregon, Estados Unidos. Se trata de una situación que nos enfrenta a la siguiente disyuntiva: o Satan's Wrath (1999) es un álbum genérico hasta el punto de negar la posibilidad de exponerlo bajo otros términos, o bien, aunque sus características corresponden a aquello que es intrínseco al Metal -la oscuridad, la crudeza, etcétera-, destaca por alguna razón en el desarrollo de estas cualidades. No sabría yo mismo cómo enfrentar este dilema porque es evidente que hay pocos trazos de originalidad aquí, pero, de forma alternativa, una fuerza superior que nos atrapa desde el inicio.

Indudablemente, Thy Infernal sigue el prototipo del Black Metal y, más en concreto, el de bandas como Dark Funeral, Setherial o Thrornspawn, pues, como ellas, se inclina por la rapidez, la frialdad y la exaltación de lo satánico en sus letras. Mas, hay algo en la formulación de estos componentes, en su forma de ser agresiva o de ganar algunos chispazos de sonoridad, que por momentos quien la escucha siente la experiencia de una visión recién nacida. Tal vez esto se deba a que el primitivismo de Satan's Wrath es inmanente y, en consecuencia, todos los valores que pueden asociarse a él -como lo son la malignidad, la abyección o la lobreguez- no resultan ni impostados ni acomodados de manera consciente, sino que fluyen con una naturalidad que pocas veces se alcanza, precisamente, porque la mayoría de bandas tratan de elaborarla como si fuese algo externa a ellas.

Por otra parte, en tanto Satan's Wrath fue grabado en dos sesiones diferentes, cumple con los atributos antes descritos con ciertas variaciones. Así, una primera parte, constituida por los temas que hicieron parte de la Demo de 1996, cuentan con la participación de Nihilist -también vocalista de Abazagorath- cuyo registro posee unos tintes crisposos que subrayan muy bien el anticristianismo de la banda; la segunda, en cambio, organiza 3 temas mezclados en 1998, que tienen la particularidad de presentar un cover del tema "Black Magic" de Slayer, versión en la que la mixtura Black/Thrash sumada a un ruido ambiental de fondo muestran una faceta bien interesante del grupo. En todo caso, más allá de las diferencias de cada toma, queda claro que el sentido musical de Thy Infernal es siempre el mismo y que no hay ninguna clase de tregua en él.

Satan's Wrath fue lanzado originalmente por la Moribund Records en el año 1999, y, al parecer, fue re-editado por esta misma disquera hace algunos años sin modificar las fechas del arte. El diseño exterior e interior del cuadernillo que acompaña el CD es increíble: contiene las letras de las canciones, los datos de grabación y fotografías, amén de una pequeña nota aclaratoria de la banda según la cual debe incluirse algo de lo siguiente con miras a recibir comunicación de parte de ellas: "unwashed bones, sacramental implements, grave desecrations, unholy offerings, slutly photos, or wet panties". En el año 2016 fue lanzada por la Headsplit Records una edición de este título, conservando el arte original, en 3 versiones distintas de TAPE (rojo, transparente y negro).

RANK: 7.5/10

Garndenian - Soulburner


GARDENIAN. Soulburner. Nuclear Blast Records. 1999.

Gardenian estuvo activa durante la gran época de transición que experimentó el Melodic Death Metal a finales de los noventas, pero, a pesar de tener una mirada vanguardista, un contrato con el prestigioso sello Nuclear Blast y, por supuesto, la cercanía natural al sonido Gothenburg que le hubiese permitido abrir las puertas al nuevo siglo, no llegó a destacarse después de aquel periodo. Sin duda, aquellos años revistieron una exigencia sin antecedentes para las bandas suecas, de suerte que muchas de ellas, a pesar de su probado talento, terminaron rezagadas de modo tan imperdonable que incluso, hoy por hoy, al hacer este examen retrospectivo, es inevitable afirmar que la historia del Melodeath hubiese sido definitivamente otra si hubiesen tenido continuidad agrupaciones como Gardenian, y otras igualmente increíbles como Sins of Omission, Godgory o The Forsaken.

En Soulburner (1999) se destaca el talento musical de Gardenian y, asimismo, las vías por las que dirigía su propia propuesta. En efecto, la banda se muestra aquí, tanto a la altura de cualquiera de los nombres que por entonces fungían como adalides del cambio de paradigma -The Haunted, Soilwork-, como identificable a metros de las ideas de aquellos. Claramente, hay en Gardenian estructuras modernas muy europeas, un juego vocal que agiliza la música ampliándola a otros espectros y públicos, el destello de una melodía técnica, etcétera; pero, no podría aseverarse sin más que se trata de una agrupación que emula el trabajo de otros o se limita a seguir los elementos que le ofrece el canon de Gothenburgo, pues su música, aun respondiendo a la eclosión de una época, también sabe atender motivaciones bien personales.

Buena parte de esas motivaciones se ven explicitadas en las letras, pues el concepto de Soulburner en este nivel es sumamente íntimo y se expresa a través de reflexiones sobre el suicidio, la identidad o la pérdida del tiempo. Con todo, la individualidad de Gardenian también es evidente en el trabajo vocal, ya que, apartándose de los tonos enérgicos y gritados de muchos contemporáneos, la banda propone una combinación tripartita: el tono clásico del Melodeath, pasajes femeninos cercanos al pop y una vocal limpia de escalas muy Heavy -tipo NevermoreQueensrÿche-. El álbum se percibe, a raíz de esto, con matices diferentes según prevalezca una forma vocal y no es raro encontrar fragmentos en los que la banda se entrega a una exploración franca por áreas un tanto ajenas al Metal -como sucede en "Loss"-, pero ciertamente esto es lo que vivifica su música y le confiere esa textura única que parece entrecruzar lo viejo con lo novedoso.

La disquera alemana Nuclear Blast Records fue la encargada de prensar este álbum en 1999, como también lo haría con el tercer disco de Gardenian -el Sindustries- un año después. La presentación del CD es memorable: incluye un cuadernillo de 12 páginas a todo color en el que aparecen las letras de las canciones, datos de grabación y fotografías del grupo. El arte contó con la participación de la hermosa modelo Franzisca Schöttner y sus resultados son notorios. Debe destacarse que la vocalista que aparece en "Powertool" -Sabrina Khilstrand- y el cantante en limpio -Eric Hawk- fueron músicos invitados, si bien este último, por ejemplo, participa en más de la mitad de las canciones. De Soulburner existen en la actualidad una edición en TAPE lanzada por la Mystic Productions y otras en CD prensadas por Спюрк y Victor Records.

RANK: 8.5/10

Impending Doom - Signum of Hate


IMPENDING DOOM. Signum of Hate. Perverted Taste Records. 1998.

Para la época en la que apareció este álbum de Impending Doom, la combinación que proyecta su música, es decir, la del Black/Thrash Metal, ya había ganado cierta popularidad, y muchas de las agrupaciones responsables de ello son precisamente las que más pueden asociarse con su sonido: Bewitched, Aura NoirDesaster, Goddess of Desire o Desekrator. Como ellas, esta banda alemana presentó en Signum of Hate (1998) una fórmula enérgica, rápida y con todo el regusto del Metal clásico, tanto en lo que se refiere a la confección rítmica como al tratamiento lírico; por esto, es poco probable que los fanáticos de la vieja escuela puedan llegar a desestimarla, más aun si se hacen notar dos puntos: primero, que la calidad de sus músicos no es nada desestimable y, segundo, que posee rasgos en los cuales se vislumbra cierta personalidad.

Efectivamente, en Signum of Hate es posible disfrutar de unas guitarras con solos y fraseos bien estructurados; de una batería rápida, mas no repetitiva; y de una vocalización cuyo espectro se abre desde las guturales Death hasta los agudos más pronunciados del Heavy Metal. Pero, además de este sostenimiento que indica las capacidades de Impending Doom en el marco instrumental, la banda consigue gestionar ciertos ingredientes para darle a su obra un poco de color propio: hay, de entrada, unos apliques muy especiales de teclado, escapes del esquematismo clásico en los punteos, y un apoyo de numerosas voces en los coros, lo cual les confiere un empuje y vehemencia especiales; todo esto, amén de la fantástica operación que hace el grupo para evitar las transiciones no naturales de velocidad.

En Signum of Hate, además, tiene lugar un experimento ecléctico: el mezclar en las canciones -por ejemplo, en "Armageddon Tales"- los riffs propios con otros que parecen calcados de bandas inspiradoras, algo que termina siendo a la vez homenaje y novedad. Así, rápida en su ejecución y sintética en su propuesta, Impending Doom deja verse en ocasiones muy Black Metal -como sucede en "Sumerian Awakening-, otras más cercana al Death -tipo "Domination of Suffering Souls"- o, incluso, en una onda más Heavy Metal -en "Forward to Golgotha-; pero, en todo caso, nunca hay una merma en la energía del álbum, ni en la inclinación de sus letras (tal vez lo menos honroso del disco), puesto que estas mantienen su inclinación anticristiana, demoníaca o de apoyo al Metal en cualquiera de las facetas del grupo.

Signum of Hate fue prensado por el sello alemán Perverted Taste Records en CD y LP de 12" en 1998. La versión en compacto incluyó un cuadernillo de 12 páginas, impreso profesionalmente, que contiene las letras de las canciones, fotografías del grupo -tipo montaje-, y los datos de grabación. El arte de la portada, como se ve, no destaca sobremanera, y seguramente en este punto revisten mayor interés los otros álbumes del grupo. También existe de este título una versión en TAPE editada a finales de los noventas por Beverina Productions Ketzer Records; esta, así como la lanzada en LP, contienen como bonus los covers de los temas "Chapel of Ghouls" de Morbid Angel y "Dethroned Emperor" de Celtic Frost. El álbum CD lastimosamente no contiene estas versiones aunque da los créditos de las mismas a las bandas en el booklet.


RANK: 7.5/10

Hermh - Angeldemon


HERMH. Angeldemon. Pagan Records. 1997.

Si una banda conformada por 6 personas no produjese música de altura constituiría un ejemplo de ignominia, pues es de suponerse que dicho número multiplica las posibilidades creativas. Por fortuna, este no es el caso de los polacos Herhm, quienes aprovechan acertadamente esta condición en su segundo álbum, Angeldemon (1997), para evitar que, aunque nos sintamos con su propuesta en los terrenos de muchos referentes -Christ Agony, Alastis, Samael, Twilight Ophera-, terminemos pensando que la banda es un parangón de alguno de aquellos nombres. Seguramente todo se deba a que la confluencia de músicos encuentra en Bart -actualmente conocido por su labor en Batushka- un regente ideal, capaz de hacer distintivo el sonido de Hermh frente a los cientos de grupos de Black/Dark Metal que hay en la época.

En primera instancia, es digno de mención el equilibrio que proyecta la banda en el juego guitarra-teclado, ya que ninguno de estos elementos predomina sobre el otro en la mezcla, y alternándose el protagonismo o acoplándose en dinámicas orquestales, terminan enriqueciendo sus propios matices. También destaca en Angeldemon el apartado vocal que combina desgarros de gran factura con voces limpias sobrias o dramáticas según se requiera. El estilo general de Hermh resulta estilizado, y la calidad de la producción pronto permite advertirlo, de suerte que nada de ese cuerpo principal se pierda, como tampoco los samples electrónicos o los arreglos ambientales que la banda introduce pasajeramente permitiéndose atisbar, sin caer en ellos, ciertos dominios del Avantgarde y el Gothic Metal.

Sería injusto pensar que esto último separa a Hermh del Metal como podrían postular ciertos radicales: las guitarras de la banda proponen siempre excelentes riffs, la batería -aun sin salir de un permanente mid-tempo- exhibe un punch firme, y el álbum mantiene a lo largo de sus 9 canciones una atmósfera romántica -sí, por lo que esta tiene de lucha de opuestos-, pero también innegablemente oscura. En cuanto a las letras, Angeldemon expresa una perspectiva metafórica, muy afincada sobre el vampirismo y cuestiones relacionadas con la eternidad y el vacío; el dinamismo vocal al que antes nos referimos encaja todo el tiempo con esta visión lírica, dotando cada línea del sentimiento que requiera para una comunicación mucho más artística, algo que puede rastrearse en temas como "Vampire the Angeldemon" o "Immotalize".

El sello polaco Pagan Records fue el encargado de lanzar Angeldemon en 1997 de forma paralela en formato CD y TAPE; ese mismo año de forma no oficial también fue lanzada otra edición en TAPE a través del sello Angel's of Hell Records. En la fotografía puede observarse la primera prensa en CD que se acompaña con un arte tipo afiche diagramado sobre blanco usando tonos grises y dorados; en él aparecen fotografías de los miembros de la banda y los agradecimientos, pero no las letras de las canciones. Debe resaltarse que la grabación del álbum estuvo a cargo del reconocido ingeniero Andrzej Bomba, quien ha trabajado con agrupaciones de la talla de Behemoth, Damnation, Christ Agony, Decapitated, Hate, Lux Occulta, Vader y un largo etcétera.

RANK: 8/10

Terra Tenebrae - Subconscious


TERRA TENEBRAE. Subconscious. Black Lotus Records. 1999.

Saber que los integrantes de Terra Tenebrae han tomado lugar en otras agrupaciones griegas como Rotting Christ, Necromantia o Thou Art Lord, resulta provechoso para intuir la calidad de esta banda, pero confunde en lo que respecta a la orientación de su música, la cual diverge sustancialmente de la de aquellos referentes. Efectivamente, el grupo exhibe en Subconscious (1999) -su primera y única obra- una mezcla tan particular que apenas se podría emparentar con las otras propuestas en su apartado técnico, pues, en lo que compete a la composición y el horizonte, Terra Tenabrae posee aquello que cabe calificar como personalidad propia, y esto aun cuando la banda unifica elementos que a primera vista podrían parecer poco novedosos como la melodía, la epicidad y el empuje rítmico.

En Subconscious se concretan precisamente esos elementos: primero, una estructura base muy cercana a la del Melodic Death Metal; segundo, una vocalización de urdimbre Black que tiene el dejo heroico que popularizaron grupos como Desaster; y, tercero, un arranque francamente inaudito, que convierte todas las aceleraciones rítmicas en despliegues vehementes de energía. En general, Terra Tenebrae combina estos ingredientes acentuándolos parejamente, y, como la producción es adecuada, todo se escucha en su punto, incluso lo que fuera de este corpus principal sirve para estilizar la armonía, a saber: unas líneas de bajo que se escuchan a la perfección, ciertos pasajes acústicos emplazados a modo de intermedios en las canciones y, por supuesto, los solos de guitarra que revelan un control absoluto del instrumento.

Casi siempre la energía de Subconscious se encuentra al máximo y esto se debe, entre otros, a que el doble bombo fortalece mucho el cuerpo de las composiciones y a que la misma batería -¿al ser programada?- tiene un punch sensacional. De este modo, no es mucha la tregua que da Terra Tenebrae a lo largo de los 45 minutos que dura su disco, tiempo que, por lo demás, se pasa muy rápido, pues la versatilidad, las estilizaciones y hasta las disonancias a través de las cuales se configuran sus canciones sorprenden a cada paso. Hay temas impecables desde todo punto de vista -tipo "Oceans of Subconscious" o "The Killing Kind"- y, como en ninguno de ellos las letras desentonan, sino que, antes bien, se acomodan con total maestría, hay un emparejamiento pleno de lo que constituye una propuesta musical.

Subconscious fue lanzado, como se mencionó, en 1999 por medio del sello griego Black Lotus Records. El diseño ciertamente futurista se realizó casi por entero usando tonalidades negras y azules con un resultado destacable; el cuadernillo contiene las letras de las canciones, los agradecimientos y las fotografías de Vassilis, Makis y Gothmog, los encargados de concretar las ideas en la banda. No existen a la fecha otras versiones de este disco, y el grupo pasó a llamarse Soulskinner poco tiempo después de editarse el álbum, Como dato curioso, para cerrar, debe destacarse que la letra de 3 de las 8 canciones que componen Subconscious fueron escritas por Costas "Dead" V., vocalista emérito de Obsecration, como también de Terra Tenebrae durante algunos meses a mediados de los noventas.

RANK: 8.5/10